sexta-feira, 19 de março de 2010

CHAQUETAS DE REUNIÓN

En los últimos años se han puesto de moda las chaquetas calientes sintéticas de cuarta capa , también llamadas chaquetas de reunión.
Analizamos en profundidad qué son , para qué sirven, y como acertar en su elección..
¿Qué son ?

Este tipo de prendas se idearon con una finalidad muy técnica y concreta; ofrecer protección térmica a los escaladores en vías alpinas de dificultad, donde hay que escalar a largos. Es evidente, y a todos nos ha pasado, que cuando se escala una vía invernal, con el sistema tradicional de tres capas, éste funciona mientras te mantengas en movimiento, pero las paradas en las reuniones se convierten en un suplicio.
Tener que quitarse la chaqueta, la mochila e incluso el arnés, para meter dentro un forro, y volver a colocar el impermeable, arnés y mochila, es incómodo o incluso imposible en vías verticales. Por eso, se pensó una prenda que se coloca sobre todo lo demás, a modo de cuarta capa.

El escalador progresa con tres capas, mientras que el que asegura lleva una cuarta adicional por encima.
¿Cómo funcionan?
Parece claro entonces habrá que ponerla sobre una prenda mojada, pero ésto no será problema, porque precisamente por eso, el relleno es sintético, y no de pluma. El efecto de retención de aire caliente se hará de todas formas, y aunque se moje, el diferencial de temperaturas interior-exterior hará que el conjunto funcione adecuadamente.
Claro, esto es válido para condiciones de mucho frío, donde en caso de que haya precipitación, será en forma de nieve y no de agua. Si llueve, el sistema no sirve, porque la mayoría de estas chaquetas no lleva membrana impermeable. Casi todas son repelentes al agua (tratamientos perlantes tipo DWR) pero ésto no se debe confundir con impermeable, puesto que no lo son, y si llueve os mojareis.
En el peor de los casos, si se moja mucho , será más fácil secarla durante la noche que cualquier otro tipo de prenda.
Por esto es por lo que se llaman de cuarta capa, porque se colocan por encima de la tercera capa a modo de protección térmica extra.

Marko Prezelj, Steve House y Vince Anderson usan chaquetas de reunión, ¡pero de dos en dos!
¿En qué fijarse?

Dos cosas serían las fundamentales a la hora de elegir una de estas prendas, que tenga relleno sintético, y el peso y volumen (aspectos que suelen ir ligados)
Los rellenos más recomendables son el Primaloft, el Thermolite y el Thinsulate, todas fibras sintéticas térmicas de hilo hueco que retienen el calor y secan rápidamente. Son ligeras y comprimibles, y una vez "desempaquetadas" se expanden formando una estructura que atrapa el aire caliente. Existen otros tipos de fibra que también funcionan bien (normalmente fabricados por las propias casas), pero que suelen comprimir menos, o ser más pesados. En todo caso, tampoco son mala opción.
Tened en cuenta que a mayor calidad de relleno, más comprimibles y ligeras serán sin perder capacidad térmica. Claro, la parte mala ya la podeis imaginar: serán más caros.
La pluma, aunque sea más cálida y comprimible no es una buena opicón si queremos darle uso alpino, porque se mojará, y mojada no nos servirá de mucho.
En cuanto a peso y volumen, lo consideramos un factor determinante, porque si la chaqueta ocupa y pesa, dificilmente vamos a cargar con ella en la mochila, y la habremos comprado para nada. La mayoría de ellas se comprime y se guarda en su propio bolsillo. No dudeis en probar como queda el tamaño plegado para ver si os cuadra ese espacio en la mochila.
Otros detalles importantes son que los puños y bajos sean ajustables, porque si no se pueden ceñir, el calor escapará sin remedio al moverse. La capucha es opcional, pero recomendable. Eso si, que sea amplia, porque llevará por debajo el casco y otra capucha más...Como en toda prenda alpina, la capucha que sea ergonómica y ajustable para que no dificulte la visión.

Un buen momento para echar mano de la mochila y ponerse la chaqueta
Otros usos

La experiencia de nuestro día a día nos dice que se están usando para otro fin del que fueron diseñadas, y se están vendiendo como sustituto moderno de los plumas, cuando no es una realidad. No son tan cálidas como una chaqueta de plumas, pero tampoco lo pretenden. Si no somos alpinistas, es una excelente segunda capa muy cálida y ligera (más que los forros tradicionales de Polar 200 y 300. ) O incluso una prenda adicional para llevar en la mochila por si hace frío en la cima.
Pero si os lo comprais pensando que es un plumas más moderno y entallado, seguramente os decepcionará. Hay que tener claros los conceptos, y que cada cosa tiene su finalidad; una chaqueta de reunión no es un plumífero.
Estamos empezando a ver modelos que incorporan membrana impermeable, pero entonces preferimos no considerarlas chaqueta de cuarta capa, sino chaquetas impermeables con relleno.
No es lo mismo, porque su función no es la misma. Una chaqueta de cuarta capa debe ser ligera y comprimible, y si ya sumamos al conjunto una membrana, perderemos en ligereza, y será más voluminosa.
Además, el que cada prenda tenga un sólo fin y no varios, hará el conjunto más versátil, porque podemos añadir o quitar capas según la necesidad del momento.

Fonte: http://www.landher.net/es

Por: M.Marques
milton@mxb.com.br