sexta-feira, 18 de abril de 2014

Al menos 12 guías nepalís fallecen por una avalancha en el Everest

En la tragedia más grave que ha ocurrido nunca el mismo día en la montaña, 12 guías han fallecido y hay otros cuatro desaparecidos, tras un alud a unos 5.900 metros de altitud cerca del campo 1 del Everest. Viernes, 18 de Abril de 2014 - Actualizado a las 10:46h.


Actualizado a las 20:00. El Everest ha vivido su peor tragedia tras haberse confirmado por parte del Ministerio de Turismo de Nepal que al menos 12 guías nepalís han fallecido y hay otros cuatro desaparecidos  que siguen siendo buscados por los equipos de rescate. De los 12 fallecidos, 10 son sherpas y los otros dos guías pertenecientes a otras etnias. Tres sherpas rescatados y evacuados a Katmandú se encuentran en estado crítico.
El incidente se ha producido a las 6,30 de la madrugada, hora local, en una altitud aproximada de 5.900 metros, cerca del Campo 1, cuando una avalancha ha cubierto a un grupo de unas 50 personas (otras fuentes mencionan un número menor: unas 25 personas), la mayoría sherpas, acompañados por algún montañero internacional.

 
Doce cuerpos han sido recuperados, 8 personas rescatadas con vida y cuatro siguen desaparecidas. Alrededor de 100 sherpas y alpinistas se encuentran por encima del lugar en que ha ocurrido la avalancha.

Según el Ministerio de Turismo de Nepal estos son los sherpas fallecidos: Mingma Nuru Sherpa y Dorji Sherpa de Namche-4, Solukhumbu; Ang Tshiri Sherpa de Namche-07 y Nima Sherpa de Namche-09; Phurba Ongyal Sherpa de Khumjung-07, Solukhumbu; Lakpa Tenjing Sherpa y Chhring Ongchu Sherpa de Khumjung-02; Dorjee Khatri de Lelep-09, Taplejung; Then Dorjee Sherpa de Khumjung-07; Phur Tempa Sherpa de Yaphu-09, Sankhuwasabha; Pasag Karma Sherpa de Juvin-05, Solukhumbu y Asman Tamang de Sotang-09, Solukhumbu.
Los sherpas desaparecidos son: Tenzing Chottar Sherpa de Namche-09, Solukhumbu; Ankaji Sherpa de Makalu-09, Sankhuwasabha; Pem Tenji Sherpa de Choksam-02, Solukhumbu y Ash Bahadur Gurung of Laprak-07, Gorkha.
Los fallecidos y desaparecidos trabajaban para las siguientes compañías: Shangrila Nepal, Himalayan Guides Nepal Treks and Expedition, Seven Summit Treks, Summit Nepal Trekking and Himalayan Ecstasy Treks.



La temporada 2014 en el Everest: 334 alpinistas tienen permiso para intentarlo

Esta temporada 31 expediciones tienen permiso para el Everest. De los 334 alpinistas que van a intentarlo 87 son estadounidenses.
Hasta el momento el Everest, según los datos de la Himalayan Database de Miss Hawley, cuenta con 6.871 ascensiones (4.416 por la vertiente nepalí) y 2.455 por la tibetana. En 2013, se llevaron a cabo 539 ascensiones por la vertiente nepalí y 119 por la tibetana.
Según los datos de Eberhard Jurgalski de 8000ers.com 219 personas han fallecido en el Everest (actualizados a 2010).
1996: la mayor tragedia hasta hoy

Hasta el momento el año más tragico en el Everest fue 1996 cuando 8 alpinistas murieron al ser atrapados por una tormenta cuando descendían de la cima. Entre ellos se encontraban los directores y guías de montaña de las entonces más importantes agencias organizadoras de expediciones comerciales: Rob Hall, director de Adventure Consultants; y Scott Fisher, de Mountain Madness. En total 15 alpinistas murieron aquel año en la montaña.
El escritor Jon Krakauer sobrevivió a aquella tragedia y la relató en el libro Mal de altura, que se convirtió en un bestseller. El alpinista ruso Anatoly Boukreev, uno de los ochomilista más fuertes del momento, fue criticado por Krakauer por no usar oxígeno mientras abría huella y guiaba la ascensión. Anatoly dio su propia versión de los sucedido en su libro Everest 1996. Anatoly falleció en 1998 en el Annapurna, barrido con Dimitri Sobolev, por una avalancha, con Simone Moro como único superviviente para contarlo en su emotivo Estrellas en el Annapurna
2014: nueva normativa tras el enfrentamiento entre sherpas y occidentales en el campo 2

El intento de linchamiento el año pasado de Simone Moro, Ueli Steck y Jonathan Griffith por un grupo de sherpas en el campo 2 del Everest, generó una gran polémica. A raíz de ello el gobierno nepalí tomo tres medidas: dotar al campo base del Everest de un cuerpo policial, reducir las tasas de los permisos de ascensión (incluído el Everest, a partir del 2015), y que cada alpinista tenga que bajar 8 kg de basura del Everest.
La Cascada de Hielo, paso obligado muy peligroso para ascender al Everest por la vertiente nepalí

La Cascada de Hielo se encuentra entre el campo base y el campo 1 del Everest. Es un tramo glaciar muy laberíntico y peligroso, en contínuo movimiento. Al principio de temporada es equipado por los conocidos como Icefall doctors que buscan el mejor recorrido y lo equipan con cuerdas fijas y escaleras para cruzar las grietas. Es un trabajo peligroso y complicado pues los Icefall doctors tienen que encontrar el camino en el auténtico laberinto que es la Cascada de Hielo, cuya fisonomía cambia de un año a otro. Todos los alpinistas pagan una cantidad a los Icefall doctors por su trabajo, que continua a lo largo de toda la temporada, pues la Cascada de Hielo sufre continuos derrumbes que hace que los Icefall doctors estén continuamente reparando los destrozos causados en cuerdas fijas y escaleras, y en muchas ocasiones trazando nuevos recorridos alternativos.
Para evitar accidentes sherpas y alpinistas se levantan muy temprano y recorren la cascada de hielo de noche para llegar al campo 1 al amananecer. Este es el motivo por el que la tragedía ocurrida hoy ha tenido lugar tan temprano (6,30 de la madrugada) ya cerca del campo 1.
Es el comienzo de temporada, y en estos momentos son en su mayoría sherpas quienes ascienden por la cascada, porteando el material que los alpinistas (en su mayoría dentro de expediciones comerciales) utilizarán para su ascensión al Everest.
Cruzar la Cascada de Hielo: una auténtica ruleta rusa

Cada temporada los sherpas que trabajan para las expediciones comerciales instalan una cuerda fija que comienza en el campo base y termina en la misma cima del Everest. Por esta cuerda fija -que en algunos tramos se duplica en dos, una para subir y otra para descender- ascenderá, como una larga hilera de hormigas, la comitiva de alpinistas que intentará la cima del Everest. Dado que las previsiones de buen tiempo son hoy en día muy exactas, los intentos a cima, y por tanto el "tráfico" en esta inmensa cuerda fija, se concentra en unos pocos días, haciendo la ascensión lenta, pues los alpinistas progresan al ritmo de quienes les preceden, y muy peligrosa en caso de un accidente.
Son los sherpas quienes más veces recorren este terreno tan peligroso que es la Cascada de Hielo y quienes más están sometidos a esta auténtica ruleta rusa en que consiste el juego de cruzarla. Es un trabajo muy peligroso y que está sometido totalmente al azar.
 A principio de temporada los sherpas ascienden de madrugada, dejan sus cargas en el campo 1 ó campo 2, y normalmente vuelven a descender en el día, a una hora ya más peligrosa por el peligro de avalanchas y derrumbes. Pero los sherpas prefieren correr este riesgo y dormir en el campo base a dormir en el campo 1 ó 2, algo que no les gusta.
En 2012 Russell Brice entiende que el riesgo en la Cascada de Hielo es excesivo y decide abandonar

En la temporada 2012, Russell Brice, uno de los jefes de expedición comercial con mas experiencia (director de Himalayan Experience), decidió retirarse al sentir demasiado peligroso el paso por la Cascada de Hielo. Una medida muy valiente, pues a pesar de lo costoso que resulta a sus clientes participar en su expedición para intentar el Everest, decidió que era más importante la seguridad de las 85 personas (entre guías, sherpas, clientes) que tenía a su cargo. Sus clientes no recibieron ningún reembolso de los 43.000€ que habían pagado por participar en su expedición comercial al Everest. Russell Brice lo explicaba así: "El dinero ha sido ya gastado en salarios, logística, comida, cuerdas, material, permisos, transporte, hoteles, etc. Hay pequeños ahorros, como en oxígeno, algo de comida y bolsas de lavabo y los clientes que quieran venir con nosotros el año que viene recibirán ciertamente un descuento.
Everest, diez textos que dibujan la montaña más codiciada

El año pasado para celebrar el 60º aniversario de su primera ascensión, seleccionamos diez de las noticias más interesantes publicadas sobre el Everest en DESNIVEL.com. Diez textos que dibujan un perfil objetivo de la montaña más codiciada, diez reflexiones necesarias para entender el Everest

Fuente: http://desnivel.com/expediciones/
Por: Milton Maarques

segunda-feira, 14 de abril de 2014

Andrea Cardona emprende el Desafío Everest-Lhotse

Andrea Cardona, montañista guatemalteca intentará convertirse en la primera mujer en el mundo en completar el Desafío Everest-Lhotse, el reto más complejo de su carrera, para el cual se entrena y aclimata desde hace unos días en Nepal con el apoyo de Tigo como su patrocinador oficial.



Este nuevo récord que Andrea Cardona buscará romper, consiste en seguir el proceso acostumbrado de dos meses para subir el monte Everest (8,850 metros) y al llegar a su cumbre empezar una cuenta regresiva de 24 horas en las que descenderá a una altura de 7,850 metros, para iniciar de inmediato el ascenso al monte Lhotse (8,835 metros) contiguo al Everest. Para que el récord tenga validez, y esta histórica hazaña sea completada con éxito, debe pasar de cumbre a cumbre antes de que terminen las 24 horas.

Cardona se convirtió en la primera mujer centroamericana en lograr la cima del Everest en 2010, y en 2012 logró ser la primera persona en América Latina en completar el desafío Adventurers Grand Slam, el cual consiste en haber conquistado la cumbre más alta de cada uno de los 7 continentes y haber llegado a los dos polos geográficos del planeta.

“Me siento muy agradecida con Tigo, mi incondicional patrocinador, por tener esta oportunidad de convertirme en la primera mujer en completar este desafío. Me he preparado minuciosamente durante dos años y cuento con un gran equipo que me acompaña, así que las posibilidades son altas aunque al final dependeremos del clima, un factor que no está bajo nuestro control. Me enfrento al reto más grande de mi carrera y se lo dedico a mi Guatemala y a todas las mujeres del mundo”, comenta Cardona desde Katmandú, la capital de Nepal.


La travesía tomará dos meses, e ira con la compañia de su entrenador y guía Garrett Madison, el camarógrafo Karl Nesseler, los Sherpas Namgya y Jangbu y el personal de apoyo del campo base.

Por: M.Marques
milton@mxb.com.br

segunda-feira, 9 de setembro de 2013

Rescatan a Kilian Jornet en el macizo del Mont Blanc

En la Aiguille du Midi, con las Jorasses al fondo
La gendarmería de Chamonix se vio obligada el pasado sábado por la tarde a rescatar a un hombre y una mujer de la cara norte de la Aiguille du Midi, a 3.800m de altura. Se trataba de Kilian Jornet.
La llegada del mal tiempo puso en peligro a dos alpinistas en el macizo del Mont Blanc el pasado sábado por la tarde, en concreto en el Espolón Frendo, en la norte de la Aiguille de Midi. El helicóptero no podía volar, y las previsiones indicaban que no podría hacerlo durante al menos una semana, así que un equipo accedió por tierra.

La sorpresa del equipo vino cuando constataron que el rescatado era Kilian Jornet.

El tema ha reactivado el debate sobre la mínima equipación en montaña, o más bien la falta o inadecuación de la misma, que tan vulnerables hace a los montañeros en caso de mal tiempo o incidente. Jean-Louis Verdier (Guía de montaña y a cargo de la seguridad en montaña en la alcaldía de Chamonix) ha afirmado en declaraciones a Le Dauphine tras el rescate que “la montaña se debe de practicar equipado con el material adecuado, y con aquel que permita afrontar un cambio de tiempo en la mochila. Monto en cólera cada vez que veo que, a pesar de nuestros ruegos, él continúa subiendo a altura con zapatillas.”

Kilian Jornet en un principio no comentó detalles al respecto, excepto una indirecta confirmación en su facebook del incidente: “A veces la montaña nos recuerda quien es la más fuerte...¡ella! Cada día aprendemos muchas lecciones. Gracias al PGHM de Chamonix-Mont Blanc.”. Pero posteriormente, ha publicado una nota en su página web:

"El pasado 8 de septiembre estaba haciendo un itinerario de montaña en la cara Norte de la Aiguille du Midi (Francia), el llamado espolón Frendo. Este era un itinerario que ya había realizado anteriormente yendo ligero de material. Íbamos según el horario previsto, para así tener tiempo de salir antes de que llegara el mal tiempo, e íbamos equipados con el material de escalada necesario (para hielo y roca). Fui seguramente poco previsor al pensar que habría temperaturas más cálidas y no cogiendo suficientes chaquetas. En el último tramo de desnivel perdimos mucho tiempo tomando un itinerario equivocado y volviendo de nuevo al correcto. A 50 metros de la cima de la Aiguille du Midi, viendo que la meteorología degeneraba rápidamente y que continuar podía poner en riesgo a mi acompañante, decidimos llamar al PGHM (cuerpo de rescate de alta montaña). Ellos nos sacaron hasta la cumbre de la Aiguille, sin más problemas que un poco de frío. Quiero aprovechar la ocasión para agradecer el trabajo siempre tan profesional y eficaz que realizan los cuerpos de salvamento en montaña.

Esta es una alerta de que la montaña es dura, y que a pesar de ser meticulosos es peligrosa. Hay que ser humilde frente a ella pues nuestros fallos, sobretodo cuando se va ligero, se pueden pagar caros. Debemos aceptar y ser conscientes de los riesgos que queremos tomar individualmente y con las personas que nos acompañan, en función de nuestras capacidades físicas, técnicas y también de nuestra experiencia."


Fuente: http://www.barrabes.com
Por: M.Marques
milton@mxb.com.br

sábado, 31 de agosto de 2013

Monzón


Para otros usos de este término, véase Monzón (desambiguación).
El monzón, monsón[cita requerida] o monsún[cita requerida] es un viento estacional que se produce por el desplazamiento del cinturón ecuatorial. En verano los vientos soplan de sur a norte, cargados de lluvias. En invierno, son vientos del interior que vienen secos y fríos. Especialmente en el océano Índico y el sur de Asia. El monzón del suroeste que arranca de la costa de Kerala, en la India, comienza generalmente en la primera quincena de junio.

Etimología

"En los tiempos muy remotos" (mosem), especialmente en el mar Arábigo, que sopla desde el suroeste la mitad del año y desde el noreste durante la otra mitad.

Procesos

Los monzones son provocados por el hecho de que la tierra se calienta y se enfría más rápido que el agua, de acuerdo con el proceso de diatermancia del aire. Por lo tanto, en verano, la tierra alcanza una temperatura mayor que el océano. Esto hace que el aire sobre la tierra comience a subir, provocando un área de baja presión (borrasca). Como el viento sopla desde áreas de alta presión (anticiclones) hacia áreas de baja presión (ciclones) con el fin de igualar ambas presiones, un viento intenso y continuado sopla desde el océano durante el verano hemisférico (mayo a octubre). La lluvia es producida por el aire húmedo elevándose y enfriándose por ese ascenso en las montañas. Es el mismo proceso que se forma con las brisas en las costas entre el día y la noche pero a una escala gigantesca. En el caso de las brisas de tierra se producen durante la noche y especialmente en las madrugadas y son bastante débiles. Cuando el sol calienta las tierras, las brisas soplan en sentido inverso, del mar a la tierra.
En otoño e invierno, como la Tierra se enfría más rápidamente, el océano, que tarda más en enfriarse, está a una temperatura mayor. Así, el aire se eleva, causando un área de baja presión en el océano. El viento ahora sopla desde la tierra hacia el océano. Pero como la diferencia de temperaturas es menor que durante el verano, el viento que sopla desde anticiclón a la borrasca no es tan constante.
Los monzones se producen típicamente en las costas meridionales asiáticas en el Océano Índico y, sobre todo, en las laderas meridionales de la cordilleras más elevadas del mundo (Himalaya y Karakorum) donde se producen las lluvias más intensas de nuestro planeta, con más de 10 m de agua al año (Cherrapunji, Assam), sólo comparables a las que se registran en el noroeste de Colombia, en la depresión del Quibdó y en la selva de Darién, ya en la frontera con Panamá.

Sistemas monzónicos

A medida que se ha podido comprender mejor a los monzones, su definición se ha ampliado para incluir casi todos los fenómenos asociados con el ciclo meteorológico anual en los continentes tropicales y subtropicales de Asia, Australia, América del Sur y África junto con sus mares y océanos adyacentes. En estas regiones es donde ocurren los cambios climáticos más dramáticos en la Tierra.
En un sentido más amplio, en el pasado geológico, los sistemas monzónicos han acompañado siempre la formación de supercontinentes como Pangea, con sus climas continentales extremos.

Monzón en la India

Monzón de verano

En el desierto de Thar y sus alrededores, en el norte de subcontinente indio, la temperatura diurna en verano es muy alta y el aire de la superficie se eleva en altitud causando una depresión local. Este es el origen de la circulación que se establece con las costas del Océano Índico. El aire cálido y húmedo procedente del mar llega tanto del este como del oeste y converge en el Himalaya. Esta cadena de montañas fuerza al aire a elevarse y se enfría por la ley de los gases ideales y la humedad se condensa en forma de nubes y de lluvia. El flujo constante de aire húmedo produce abundantes lluvias y se pueden llegar a recoger hasta 10.000 mm de lluvia al año en algunos lugares.
Este monzón, que llega desde el suroeste, se divide en dos ramas debido a la topografía de la India. Estos son: el monzón del suroeste del Mar Arábigo y el del Golfo de Bengala. El viento llega primero a la región de las montañas Ghats en la costa del estado de Kerala en el suroeste de la India. La circulación del viento se divide en dos: la primera rama se mueve al norte a lo largo de la vertiente occidental de las montañas, mientras que la segunda pasa por el lado este de la meseta del Decán y sufre un efecto foehn, que lo deseca y produce sólo lluvias ligeras y de distribución variable en la península del Decán.
El viento monzón de esta segunda rama pasa por la bahía de Bengala, donde se humedece por la evaporación de la superficie del mar, y luego corre hacia la desembocadura del Ganges y remonta la pendiente del Himalaya al este de las montañas de Birmania. Esta rama del monzón lleva la lluvia al noreste de la India, el Estado de Bengala Occidental, Bangladesh y Birmania.
La elevación del viento monzón se acentúa en esta región por la forma de embudo del delta del Ganges y las escarpadas montañas . El viento monzón, bloqueado por las montañas, debe girar hacia el oeste en la Llanura Indo-Gangética y la riega en abundancia. Cherrapunji, en el estado de Meghalaya, situada en la ladera sur del Himalaya, es uno de los lugares más húmedos de la Tierra. La humedad contenida en el monzón va desaguando gradualmente a lo largo de su trayecto y el noroeste de la India no recibe casi nada de lluvia, siendo una región muy árida.
Este proceso de desarrollo de lluvias del monzón de verano se establece de forma gradual en el subcontinente indio, por lo que la fecha de su comienzo puede variar entre marzo y junio dependiendo de la región, y la de su término, de septiembre a noviembre. A veces sucede que se debilita durante algunos años, o que se interrumpe por diferentes períodos.

Monzón de invierno

A partir de septiembre, las temperaturas diurnas disminuyen en el norte del subcontinente, con días más cortos y la temperatura desciende por la noche en estas zonas del desierto. Un gran anticiclón térmico llamado anticiclón siberiano, se forma en la región del lago Baikal. Las áreas de subsidencia que lo recubren son alimentadas en altitud por vientos de ascendencia que mantienen entonces la ZCIT en las regiones húmedas del Hemisferio Sur, principalmente por encima de Indonesia, al noreste de Australia y las costas orientales de África.
En estas condiciones, los vientos alisios nacen al sur del anticiclón de Siberia y van en dirección sureste para dirigirse hacia la ZCIT, que está al sur del ecuador. Debido a que el Océano Índico se enfría más lentamente que el continente que lo rodea, estos vientos alisios se mezclan con la advección de aire polar que rodea al anticiclón de Siberia y forma con ellos corrientes del noreste que soplan de la tierra al mar. Antes de llegar a la India, el aire debe franquear los Himalayas y sufre, por lo tanto, un fuerte efecto foehn que lo deseca aún más y lo recalienta considerablemente. la circulación de los vientos se establece así por los mismos corredores que el monzón de verano utilizó durante el verano en los valles del Ganges y el Indo, dando lugar al monzón del noreste o «monzón seco».
Este viento despeja el cielo en el norte del continente, pero una vez que pasa por el Océano Índico acumula humedad por la evaporación de la superficie del Golfo de Bengala. Este monzón de invierno a continuación, pasará por las islas y el sureste de la India y forma nubes al subir las laderas de estas regiones. Estas lluvias son menos abundantes que durante el monzón de verano, pero ciudades como Madrás y los estados, tales como Tamil Nadu se benefician de él. Estos lugares recibe el 50% a 60% de la precipitación anual durante este monzón.

Impacto en la economía y cultura indias

El monzón de verano produce un ochenta por ciento de la precipitación total en las zonas afectadas. El regreso del monzón tiene un ritmo desigual ya que, de un año para otro, las lluvias tienen una duración y una intensidad diferentes. El monzón es beneficioso, ya que riega la tierra, y a la vez perjudicial, cuando inunda las aldeas. Es irregular e impredecible.
El eterno retorno de los monzones es una sorpresa permanente: ¿Será temprano o tardío, abundante o débil, regular o brutal? Así, la agricultura en la India, que representa el veinticinco por ciento del producto nacional bruto y el setenta por ciento del empleo, depende del monzón. Cultivos como el algodón, el arroz, los aceites tienen una alta demanda de agua. Un monzón débil, el retraso del mismo o interrupciones prolongadas se convierten en un giro dramático para cientos de millones de indios y bangalíes, cuya vida económica depende completamente de la contribución de estas lluvias monzónicas. Durante los años 1990, la sequía causada por un cambio en el patrón clásico de la temporada de los monzones causó daños humanitarios y financieros importantes.
En sus oraciones, una nación de agricultores pide un buen monzón, sin el cual el país se sumirá en la hambruna. La peregrinación se utiliza para obtener un mundo doblemente mejor, más rico y más justo. Pues, todo el año sujetos a la jerarquía de castas, los peregrinos quieren, durante el tiempo de su devoción, vivir en un mundo igualitario en el que todos los creyentes sean iguales ante los ojos de los dioses.
El monzón es también popular entre los habitantes de la ciudad, ya que enfría la atmósfera. En efecto, el cielo nublado deja pasar menos radiación solar y mantiene la temperatura ligeramente más baja que durante el periodo precedente al monzón. Sin embargo, la humedad aumenta considerablemente y la lluvia inunda las calles. Las lluvias, de este modo, dañan muchos edificios, sobre todo en las calles en cuesta. Cada año se producen muertes por ahogamiento y por las enfermedades transmitidas por insectos que se reproducen bien en estas condiciones. Algunos años, como el 2005, hubo miles de muertos debido a las inundaciones. Recientemente, algunas zonas áridas como el desierto de Thar han sufrido inundaciones cuando se prolongó la estación del monzón.

Ampliación del concepto

Desde que el sistema del monzón es mejor comprendido, su definición se ha ampliado para incluir a casi todos los fenómenos relacionados con el ciclo anual del Clima en las regiones tropicales y las regiones subtropicales de Asia, Australia, América del Sur, África y en los mares y océanos regionales. Todas estas regiones tienen los ciclos climáticos más potentes y más espectaculares de nuestro planeta, la Tierra, y es especialmente el monzón de verano que predomina en estas áreas. El monzón en el sur de China y Asia del Sur se inscribe en el mismo ciclo que el de la India. Se produce con alguna diferencia en otras regiones y no se puede hablar en general de monzones de invierno en ninguna de estas regiones excepto en la India. Por último, los fenómenos de los monzones siguen siendo marginales en las zonas tropicales y subtropicales de América, pero el término es utilizado con bastante frecuencia por el Servicio Meteorológico Nacional para designar a la temporada de lluvias en los desiertos del Oeste americano.

Monzón africano

El caso más llamativo en este sentido es el del África subsahariana. En el suroeste de esta región de África, hay un monzón que está relacionado con el desplazamiento semi-anual de la Zona de Convergencia Intertropical (ZCIT) y con la diferencia de recalentamiento del Sáhara y la costa del Atlántico ecuatorial en el Golfo de Guinea. Los vientos alisios secos del nordeste, y en especial su forma más intensa de harmattan se cortan por el movimiento hacia el norte en verano de la ZCIT donde los vientos son ligeros. El cinturón húmedo de la costa africana se amplía, sin introducirse en el interior del continente, a diferencia de lo que sucede en la India o China.
El monzón de África occidental difiere en muchos aspectos del monzón asiático. El fenómeno es muy simétrico de oeste a este a gran escala, mientras que al comienzo en la India el flujo es más complejo. Otra diferencia importante, entre muchas otras, se encuentra en el hecho de que el monzón de la India parece más constante en términos de la precipitaciones que el monzón africano. La India nunca ha conocido más de dos años consecutivos de sequía durante el siglo XX, mientras que la región del Sahel ha sufrido la sequía desde principios de 1990.
El monzón de África sigue siendo un tema de estudio. De hecho, varía hasta un 40% de un año a otro, mientras que el monzón de la India oscila sólo en un 10%.[1] Las regiones semiáridas del Sahel y Sudán tienen un período de lluvia muy aleatorio dentro de un flujo del sur, del que depende la supervivencia de la población.

Monzón del sudeste asiático y Oceanía

En Asia del Sur, los monzones se producen desde junio hasta setiembre, con vientos del noreste. La temperatura en el centro de Asia es menor de 25º C porque es invierno, lo que crea un anticiclón sobre la región. La corriente en chorro en esta región se divide en una rama subtropical y una rama polar. La primera corriente sopla sobre todo desde el noreste, con lo que aporta aire seco a la India y Asia meridional. Al mismo tiempo, una baja presión se está desarrollando en Asia sudoriental y Australia, cuyos vientos se dirigen hacia Australia, formando una convergencia húmeda.

Monzón de América del Sur

La mayor parte de Brasil se ve influenciada por un monzón de verano. Río de Janeiro es famosa por sus inundaciones durante el mismo.

Monzón de América del Norte

En América del Norte, la diferencia de temperatura entre los grandes desiertos del oeste de Estados Unidos y México y el Golfo de California sirve de motor a un monzón que se extiende desde finales de junio hasta finales de julio. Comienza a lo largo de la costa y se extiende hasta el desierto durante este período. Afecta a México la Sierra Madre Occidental y EE. UU. en los estados de Arizona, de Nuevo México, Nevada, Utah, Colorado, Texas e incluso la parte sureste de California. Rara vez llega a la costa del Pacífico.
El monzón se asocia con episodios de tormentas breves pero torrenciales, y no con lluvias continuas. De hecho, hace que grandes cantidades de humedad del Golfo de México den lugar a un aire cálido e inestable. Esta humedad no se distribuye por amplios territorios y las tormenta se producen cuando están presentes desencadenantes suplementarios. En general, las tormentas se producen y causan crecidas súbitas de los arroyos secos de estas áreas si el nivel del agua "precipitable" es superior a 34 mm. Hasta el setenta por ciento de la precipitación total anual en estas regiones cae durante el monzón. Las plantas se han adaptado a esta precipitación y estas regiones desérticas, Sonora y Mojave, son considerados como desiertos "húmedos". Estas lluvias también juegan un papel en el control de incendios forestales.

Fonte: http://pt.wikipedia.org/
Por: M.Marques
milton@mxb.com.br

domingo, 25 de agosto de 2013

Los ochomiles de Pakistán viven su verano más negro

Chungfeng Yang (44 años), el civil chino con más ochomiles escalados (12), incluyendo una repetición al Everest; Ali Hussain (24 años), natural del valle de Hushe (Pakistán) y cocinero de expediciones; Xevi Gómez (37), gerundense casado y con dos hijos; Artur Hajzek (51), leyenda del alpinismo polaco especializado en escaladas invernales; Zdenek Hruby (57), también padre de dos hijos y con ocho ochomiles en su haber; Marty Schmidt (53), guía de montaña californiano afincado en Nueva Zelanda y con siete ochomiles ascendidos; su hijo Denali (25).
¿Qué tienen en común estas siete personas? se preguntará el lector. Todos ellos han compartido un dramático destino este verano. Han perdido la vida en los cinco ochomiles que acoge Pakistán: K2, Nanga Parbat, Broad Peak, Gasherbrum I y Gasherbrum II. Son siete de los 22 montañeros que en los últimos dos meses, los que dura la temporada de ascensiones, han enterrado sus sueños en la cordillera más abrupta y salvaje del planeta. Una temporada negra que será recordada como la más mortal desde que en 1985 Albert F. Mummery y los dos gurkha que le acompañaban fallecieron en las laderas del Nanga Parbat buscando una ruta hacia su cumbre. El británico y sus dos soldados abrieron una trágica cuenta que suma ya 225 muertos en las cinco montañas de más de ochomil metros que hay en Pakistán.

Chungfeng Yang

La temporada se truncó nada más empezar. En un hecho sin precedentes en el mundo del alpinismo, un ataque terrorista al campo base del Nanga Parbat el 23 de junio costaba la vida a once personas. Un comando talibán disfrazado de montañeros ascendió hasta el campamento y tras reunir a los escaladores los ejecutaron a sangre fría. Las víctimas fueron 3 chinos, 3 ucranianos, 2 eslovacos, un sherpa, un lituano y un joven cocinero pakistaní al que creyeron de una etnia rival. Le preguntaron su nombre, y cuando respondió que se llamaba Ali Hussain le pegaron un tiro en la cabeza. La tragedia pudo ser mucho mayor si la mayoría de los alpinistas y sherpas de la media docena de expediciones que se habían marcado el Nanga Parbat como objetivo, casi una treinta, no llegan a encontrarse en los campos de altura de la montaña.
La noticia apuntilló la temporada alpinística en el Karakorum. Las expediciones al Nanga Parbat fueron suspendidas, salvo una que se encontraba en la vertiente opuesta a la del lugar de
la tragedia. La cumbre que lograron 19 de julio se la dedicaron a los fallecidos. Muchas de las que iban a ir al resto de ochomiles anularon sus planes, además, por supuesto, de prácticamente todos los treking previstos. No hubo reproches. No podía haberlos. El miedo es libre. Las palabras del finlandés Samuli Mansikka tras abortar su expedición al G-I reflejaron el sentir general: «Aceptamos exponernos a posibles accidentes de escalada, avalanchas, mal tiempo… Pero ser asesinado por extremistas no forma parte de nuestro deporte».

Xevi Gómez, con un grupo de niños durante la arpximación al G-I


Prácticamente, los únicos alpinistas que siguieron adelante con sus planes fueron los que ya estaban en los campos base o se encontraban inmersos en las marchas de aproximación. Apenas cuatro o cinco expediciones al Broad, G-I y G-II, cuando lo habitual es el doble y hasta el triple, y tres expediciones al K2.
Las estadísticas dicen que la segunda montaña más alta del planeta es también una de las más peligrosas, mientras que sus hermanas menores Broad Peak, G-I y G-II son de las más ‘seguras’. Este año, sin embargo, los acontecimientos se han empeñado en contradecirlo. El Broad, con cuatro fallecidos, y el G-I, con cinco, han batido su récord de muertos en una temporada. Solo el G-II ha mantenido su reputación como el ochomil con el menor índice de fallecidos (una veintena frente a casi mil ascensiones) y no ha vivido accidentes.
Las desgracias comenzaban pronto en el Broad. A principios de julio, la alemana Dana Heide (38 años) fallecía al caer en un torrente glaciar cuando volvía del campo 3. Pero el ‘Pico Amplio’ aún se reservaba su mayor tragedia. El 16 de julio, el planeta alpino se congratulaba con la cumbre lograda por tres escaladores iraníes tras abrir una nueva ruta en la cara suroeste. Era la actividad más importante de la temporada en el Karakorum. Pero las celebraciones dieron paso inmediatamente a la preocupación ante los problemas de Aidin Bozorgi, Pouya Keivan y Mojtaba Jarahi durante el descenso por la ruta normal. Se extraviaron y siguieron una arista equivocada que les llevó a un callejón sin salida cerca de la cota 7.500. Tras varios días de infructuosa búsqueda, finalmente fueron dados por muertos.

Memorial en recuerdo de Xevi Gómez, Álvaro Paredes y Albel Alonso

El tercer foco negro de este año en el Karakorum estuvo en el Gasherbrum I o Hidden Peak, que a comienzos de julio se cobraba su primera víctima. El polaco Artur Hajzer sufría una caída en el Corredor de los Japoneses, el tramo más técnico de la ruta normal, tras abortar su ataque a cumbre debido a una ventisca. Hajzer era uno de los himalayistas más destacados de Polonia. Su palmarés, que incluye siete ochomiles principales, está plagado de aperturas e invernales, entre las que destaca la primera invernal al Annapurna, junto a Jerzy Kukuczka, en 1987, y nuevas rutas al Manaslu (1986), Shisha Pangma (1987) y Annapurna Este (1988).
Pero la mayor tragedia en el Pico Oculta estaba aún por llegar. En la madrugada del 21 de julio, los alpinistas españoles Abel Alonso, Alfredo García, Xevi Gómez, David López y Álvaro Paredes partieron del último campo de altura hacia la cima. A cien metros de ella, Alfredo y David decidieron darse la vuelta ya que era tarde y el tiempo estaba cambiando. Abel, Xevi y Álvaro siguieron adelante y sobre las tres de la tarde llegaron a la cumbre. La peor de las previsiones se confirmó y durante las siguiente horas el tiempo empeoró. David y Alfredo se separaron y mientras el primero lograba alcanzar el campo 1, el riojano se extravió y pasó una noche al raso. Al día siguiente, pudieron darle por teléfono satélite las coordinadas del campo 3, en el que aguantó tres días antes de ser rescatado. Para entonces, ya se había perdido todo rastro de Abel, Xevi y Álvaro y la esperanza de encontrarlos con vida se había esfumado. En su última comunicación, horas después de hacer cima, explicaron que descendían con problemas y creían haberse desviado de la ruta. Después, el silencio.

Artur Hajzer, con Alex Txikon en invierno de 2012
 Una semana después, el protagonismo se trasladaba al K2, inhabitualmente tranquilo este año. Los pocos alpinistas que lo habían intentado, entre ellos Alex Txikon, se habían dado por vencidos ante la acumulación de nieve que presentaba la vía del espolón de Abruzzos. Todos menos el experimentado guía Marty Schmidt y su hijo Denali, que decidieron continuar adelante. Llegaron hasta el campo 3 (7.200 m.), pero no se volvió a saber nada de ellos. Días después, varios sherpas subieron hasta el campamento para recuperar el material de sus clientes y comprobaron que había sido arrasado por una avalancha. De Marty y Denali no había ni rastro.

Marty y Denali schmidt

Y hace apenas una semana, cuando la temporada parecía ya terminada, el G-1 se cobraba un último tributo en el checo Zdenek Hruby, que sufría una caída de mil metros cuando intentaba abrir una nueva vía en la cara suroeste. De nuevo, la montaña se llevaba a un grande. Hruby, casado y con dos hijos, era uno de los mejores alpinistas de su país. Realizaba todas sus ascensiones en estilo alpino o ligero, había recibido cuatro veces el premio a la mejor actividad del año y también había sido premiado con el trofeo europeo ‘Fair Play’ por haber salvado la vida a un polaco y un español en el Dhaulagiri.
Un tributo, por cierto, al que habría que sumar en este año la muerte de los polacos Maciej Berbeka y Tomasz Kowalski en marzo pasado, que fallecían durante el descenso tras lograr la primera invernal al Broad Peak junto con Adam Bielecki, Artur Malek; y la desaparición del alpinista y snowboarder francés Joel Wischnewski, desaparecido en el Nanga Parbat en febrero cuando intentaba lograr la primera ascensión invernal, y además en solitario, a la ‘montaña asesina’. Tres muertos más que añadir a un 2013 definitivamente funesto para los ochomiles de Pakistán

Los cinco ochomiles de Pakistán
K2 (8.611 m)
Este verano han muerto 2 personas y no ha habido cimas. En toda su historia suma 336 cimas y 82 muertos (indice de peligrosidad: 24,4%, el segundo más alto de los 14 ochomiles tras el Annapurna).
Nanga Parbat (8.125 m)
El único ochomil paquistaní de la cordillera del Himalaya ha sumado 11 muertos en el ataque terrorista del CB de la vertiente Diamir y 4 cimas logradas por la vertiente Rupal. Su historia cuenta 341 ascensiones y 68 muertos (19,9%).
Gasherbrum I (8.080 m)
En 2013 han muerto 5 alpinistas y a tenido 17 cumbres. En total, 337 cima y 34 muertos (10,1%).
Broad Peak (8.051 m)
6 cimas y 4 muertos este año para un total de 422 ascensiones y 29 muertos (6,9%).
Gasherbrum II (8.034 m)
28 cimas y ningún muerto este año. En total, 962 cumbres y 20 muertos (2,1%).

Fuente: Desnivel
Por: M.Marques