sábado, 13 de março de 2010

El Fitz Roy

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Dos cordadas formadas por escaladores barilochenses abrió nuevas rutas en el cerro Fitz Roy, la montaña más famosa de la Patagonia. El hecho representa un hito dentro del andinismo argentino, ya que la última vez que una cordada integrada por escaladores argentinos abrieron una ruta en esta montaña fue el año 1984.

El Fitz Roy, de 3.375 metros de altura, es la montaña más alta del Parque Nacional Los Glaciares y una de las preferidas por escaladores de todo el mundo. Durante décadas su cima tuvo fama de "inalcanzable" y decenas de alpinistas intentaron, en vano, llegar a su cumbre.

La primera ascensión fue lograda por escaladores franceses en febrero de 1952 y recién 13 años más tarde, los argentinos José Luis Fonrouge y Carlos Comesaña abrieron la ruta de la "supercanaleta". La segunda ascensión argentina tuvo lugar en marzo de 1984, con Eduardo Brenner, Marcos Couch, Alberto Bendinger y Pedro Friedrich, quienes realizaron una variante en la ruta de los franceses.

Después otros escaladores argentinos llegaron a la cima pero nunca una cordada abrió una nueva ruta. Recién este verano, cinco guías de montaña de la Asociación Argentina de Guías de Montaña (AAGM) trazaron dos nuevos itinerarios de ascenso.

Luciano Fiorenza, quien integró ambas cordadas, explicó a "Río Negro" que el primer ascenso tuvo lugar los días 24, 25 y 26 de febrero, por el pilar oeste de la montaña, en forma paralela a la supercanaleta. Escaló junto a Jorge Ackerman y Tomás Aguiló y los deportistas bautizaron la ruta "Historia sin fin". La vía tiene 21 largos (1 largo de soga mide unos 35 m) nuevos de escalada en roca y en la parte alta empalma con la ruta de la supercanaleta, por donde los escaladores alcanzaron la cima el día 25.

El buen clima continuó por lo cual, después de reponer energías en el pueblo de El Chaltén, los jóvenes partieron nuevamente hacia la montaña, a su cara norte, donde habían visto una nueva alternativa para escalar. En el grupo hubo un cambio, Aguiló desistió por tener otros compromisos y se sumó Matías Villavicencio, quien también trabaja como guía se montaña AAGM en la cordillera.

La nueva ruta, bautizada "Clínica de aventura", tiene 28 largos de escalada en roca y cerca de la cumbre se une a la ruta de Afanasieff. En este punto los escaladores pegaron la vuelta, pues el clima se descomponía y no quisieron arriesgar en bajar con mal tiempo. En el ambiente de montaña se considera la apertura de una ruta nueva en forma independiente al ascenso a la cima, cuando esta se complementa con un recorrido ya conocido.

Fuente: www.rionegro.com.ar

Milton Marques
contato@miltonmarques.com