segunda-feira, 1 de março de 2010

Trágico Balance

Dieciséis personas han muerto este año en accidentes en la montaña
Al menos 16 personas han muerto en lo que va de año cuando practicaban montañismo, incluidos los dos fallecidos en las últimas horas en Atxarte y Arrasate.
BILBAO. Hoy mismo se ha confirmado la muerte un montañero de 19 años cuyo cuerpo sin vida ha sido localizado la pasada madrugada por agentes de la Ertzaintza en Arrasate.

El pasado viernes, una noticia inesperada sacudió el barrio bilbaino de Zorrotza. Uno de sus vecinos, un joven de 35 años, fue encontrado muerto en las inmediaciones de las canteras de Atxarte, en la localidad de Abadiño, tras sufrir un accidente mientras practicaba montañismo. El joven conocía el terreno ya que era muy aficionado al montañismo y casi todos los fines de semana buscaba una montaña en la que hacer cumbre.

La crónica negra se extiende a Navarra, donde la pasada semana dos expertos montañeros desparecieron sepultados por un alud en los Pirineos franceses. La búsqueda quedó suspendida hasta que llegue el deshielo, pero se les da por muertos.

Y eso no es todo, por que a finales del es de enero fallecían en similares cicunstancias dos escaladores en Vall de Boí y otro montañero en el pico Canal Roya, en Huesca.
Además, el pasado 26 de enero, dos hermanos vecinos del bilbaino barrio de Santutxu perdieron la vida en la cara sur del Pico Curavacas, en Palencia.

También en enero, un escalador de 42 años falleció a consecuencia de las heridas sufridas el día anterior cuando escalaba en la zona de Castellet (Alicante).

El 23 de enero, una mujer de la misma edad murió tras precipitarse por un barranco en la cara noroeste del Pico Espigüete en Cardaño de Abajo (Palencia).

El día 22 una pareja de aproximadamente 30 años de edad murió en la montaña del Puigmal -Queralbs (Girona), en el Pirineo Oriental catalán, al sufrir una caída desde una altura de unos 300 metros. Los cadáveres fueron hallados en la vertiente francesa de la montaña.

Las primeras muertes de montañeros este año se produjeron el día 10, cuando la Guardia Civil halló los cadáveres de tres montañeros navarros que habían desaparecido el día anterior en la zona de La Collarada, en Villanúa (Huesca), después de que fueran alcanzados y sepultados por un alud.

Fuente: http://www.deia.com

Por: M.Marques
miltonmarques@meridies.com.ar