quinta-feira, 13 de maio de 2010

K2



El K2 es una montaña en el Karakórum, una sección de la cordillera del Himalaya, en la frontera entre Pakistán, India y China[]. Con 8.611 metros es la segunda montaña más alta del mundo tras el Everest (8.848 m).

Las autoridades chinas se refieren al K2 como Qogir. Este nombre se deriva del nombre Chogori, "un nombre sintético construido por los exploradores occidentales en el siglo XX de dos palabras balti, chhogo ('grande') y ri ('montaña').” Otros nombres de la montaña incluyen Mount Godwin-Austen, Lamba Pahar ("Montaña alta" en Urdu), Dapsang, Kechu o Ketu (ambos derivados de "K2").

El K2 hace frontera entre Pakistán y China. La parte sur del K2 se encuentra en los "Territorios del Norte" o Gilgit-Baltistan, al norte del Glaciar Baltoro, en la zona de Cachemira administrada por Pakistán. La parte norte se encuentra en China.

La montaña fue registrada en 1856 por un equipo topográfico europeo dirigido por el británico Henry Haversham Godwin-Austen. Thomas G. Montgomery, un miembro del equipo la llamó "K2" por ser el segundo pico del Karakórum. Las otras montañas importantes fueron llamadas originalmente K1, K3, K4, y K5, pero fueron posteriormente renombradas a, respectivamente, Masherbrum, Broad Peak, Gasherbrum II y Gasherbrum I.

El primer intento serio de ascensión fue organizado en 1902 por Oscar Eckstein y Aleister Crowley pero, después de varios intentos, ningún miembro de la expedición consiguió alcanzar la cima, posiblemente, por una combinación de falta de entrenamiento físico, conflictos personales y condiciones meteorológicas desfavorables. De los 68 días pasados en el K2 (en aquel momento un record de permanencia en altitud) sólo 8 fueron de tiempo claro.

Además, hubo intentos posteriores sin éxito en 1909, 1934, 1938, 1939 y 1953. La expedición de 1909 dirigida por Luis Amadeo de Saboya, Duque de los Abruzos, alcanzó una altitud de 6.666 metros en lo que hoy se conoce como el espolón Abruzzi, parte de la vía estándar actual de ascensión.

Una expedición italiana finalmente consiguió su objetivo el 31 de julio de 1954. La expedición fue dirigida por Ardito Desio, aunque los dos escaladores que alcanzaron la cima fueron Lino Lacedelli y Achille Compagnoni. El equipo incluía un miembro pakistaní, el Coronel Muhammad Ata-ullah que había participado en la expedición estadounidense anterior que no consiguió alcanzar la cima y en la que murió uno de sus miembros, Art Gilkey, a causa de una tormenta.

El 9 de agosto de 1977, 23 años después de la expedición italiana, Ichiro Yoshizawa dirigió la segunda ascensión a la cima que culminó con éxito, con Ashraf Amman como el primer escalador Pakistaní. La expedición ascendió por el Espolón de Abruzzi, abierto por los italianos, y utilizó 1.500 porteadores para conseguir su objetivo.

1978 fue el año de la tercera ascensión, esta vez por una nueva ruta, la larga arista este (al final de la vía se atraviesa hacia la izquierda sobre la cara este para evitar un precipicio y se une con la parte alta de la vía abruzzi). Esta ascensión fue realizada por un equipo estadounidense, dirigido por el renombrado James Whittaker (primer estadounidense que escaló el Everest). El resto del equipo estaba compuesto por Louis Reichardt, James Wickwire, John Roskelley, and Rick Ridgeway. Wickwire soportó una noche en vivac, 150 metros por debajo de la cima, a una altura en la que nadie antes había permanecido una noche. La ascensión tuvo una gran importancia para el equipo estadounidense ya que significó completar la tarea iniciada en 1938, 40 años antes.

Otra notable ascensión fue la realizada por una nueva expedición japonesa que llegó a la cima por la difícil arista norte, por la parte china de la montaña, en 1982. El equipo de la "Asociación de Montañismo de Japón" dirigido por Iso Shinkai y Masatsugo Konishi puso tres miembros en la cima, Naoe Sakashita, Hiroshi Yoshino, y Yukihiro Yanagisawa, el 14 de agosto. Sin embargo, Yangisawa murió al caerse durante el descenso. Otros cuatro miembros alcanzaron la cima al día siguiente.

Hoy en día, la montaña ha sido escala por todas sus aristas. Aunque la montaña es de menor altura que el Monte Everest se considera que es más difícil de ascender por su terrible climatología y su mayor altura comparativa respecto al terreno circundante. Se dice que la montaña representa la escalada más difícil de mundo, de ahí su sobrenombre de "La Montaña Salvaje". Hasta agosto de 2004, sólo 246 han conseguido ascenderla , sin comparación con las 2.238 que han logrado subir al Everest. Al menos 56 personas han muerto en el intento. 13 montañeros de distintas expediciones murieron en 1986 en la que ha sido la peor temporada hasta la fecha y que ha sido denominada "La Tragedia del K2".

La leyenda dice que el K2 tiene una maldición para las mujeres. La primera mujer en alcanzar la cumbre fue Wanda Rutkiewicz de Polonia en 1986. Las siguientes cinco mujeres en alcanzar la cumbre han muerto (3 de ellas en el descenso y las otras 2 ascendiendo otros ochomiles). Rutkiewicz también murió en el Kangchenjunga en 1992. Sin embargo, la maldición parece haberse roto en 2004 cuando la española Edurne Pasabán descendió con éxito, aunque a costa de perder por congelación 2 falanges de los dedos del pie, que debieron ser amputados. De nuevo en 2006, Nives Meroi de Italia y Yuka Komatsu de Japón consiguieron ser, respectivamente, la séptima y octava mujer en alcanzar y descender el K2.

Gran parte de los ascensos al K2 se han realizado sin utilizar oxígeno, normalmente por expediciones ligeras, sin embargo, en la temporada 2004 hubo un gran incremento en el uso de oxígeno: 28 de los 47 ascensos se realizaron con oxígeno ese año. Sólo tres montañeros en la historia han sido capaces de subir esta montaña mítica 2 veces.

Ranking: 2

Altura: 8.611 m.
Ubicación: 35º 52' 52'' N, 76º 30' 48''
E Karakorum, Pakistán, China.Primera ascensión:
Una expedición italiana consiguió su objetivo el 31 de julio de 1954.
La expedición fue dirigida por Ardito Desio, aunque los dos escaladores que alcanzaron la cima fueron Lino Lacedelli y Achille Compagnoni.


Fuente: www.edurnepasaban.net

Por: M.Marques
miltonmarques@meridies.com.ar