terça-feira, 19 de janeiro de 2010

Rescatan cuerpo de montañista italiano que murió en cerro Torre



El cuerpo de un montañista italiano, identificado como Fabio Giacomelli, de 51 años, quien el 1º de enero pereciera sepultado por una avalancha de nieve cuando descendía por la pared este del cerro Torre, fue rescatado el jueves por los socorristas que hicieron base en la localidad santacruceña de El Chaltén.

El descenso de los restos mortales en camilla se hizo bajo un sistema de postas en un difícil trayecto de 32 kilómetros hasta la localidad cordillerana, donde tomó intervención el Juzgado Federal de Río Gallegos que envió un médico para certificar el deceso.


El cerro Torre forma parte de una cadena de montañas que tienen como promedio tres mil metros de altura y son denominadas “agujas graníticas”, aunque geográficamente se las denomina cerros. Son sumamente difíciles de escalar porque sus laderas son virtualmente perpendiculares, como el caso del Fitz Roy (Chaltén en denominación autóctona), Poincenot y Eger.

DRAMATISMO

De acuerdo a informaciones propaladas a través del diario digital Ahora Calafate, el accidente se produjo luego de que Fabio Giacomelli y su amigo, Elio Orlandi, terminaran de descender la pared este del cerro Torre, donde desde hace cuatro años estaban intentando abrir una nueva y dificultosa vía de escalada hacia la cima.

Camino hacia el campamento base y en una zona fácil para los experimentados montañistas, hubo un desprendimiento de nieve que se había acumulado en los últimos días.

Giacomelli quedó sepultado bajo dos metros y Orlandi, que alcanzó a escapar, inmediatamente inició en solitario una búsqueda del cuerpo. Luego de casi dos días pudo dar con él, desenterrarlo y ponerlo a resguardo de nuevas avalanchas, para luego regresar a El Chaltén y dar aviso de lo sucedido.

DESCENSO

La coordinadora del grupo de rescate, Carlina Codó, informó al periodismo el miércoles partió el primer grupo de socorristas conformado por integrantes del Club Andino, miembros de Parques Nacionales, gendarmes y el propio Orlandi, quienes a media mañana del jueves pudieron ubicar el sitio donde había quedado el cuerpo de Giacomelli.

A pesar de las condiciones climáticas adversas, con vientos muy fuertes en la zona, la patrulla logró localizar al escalador muerto dentro del tiempo previsto, para de inmediato iniciar el operativo de retorno bajo un sistema de postas hasta la base del cerro. Luego, en la zona de senderos, se utilizaron caballos.

Finalmente se esperaba que los restos de la víctima fueran traslados ayer a la morgue de Río Gallegos, donde tras la autopsia de rigor serían cremados para finalmente enviarse las cenizas hacia la ciudad italiana de Trento, de la cual era oriundo.

Fonte: Patagónico.net