quarta-feira, 9 de março de 2011

La montaña y el arte se encuentran en el Berghof

Claudio Fidani y Andi Lamuniere, junto al chef Germán Villalba e invitados.

Desde hace varias semanas los días jueves el refugio construido por Otto Meiling en el cerro Otto promueve un evento semanal con la cultura y la gastronomía: “Sturm und drang” (tempestad e ímpetu). Es una recreación del espíritu cultural que se vivía allí con el pionero del andinismo nacional. El último encuentro contó con un recital de poesía de Carlos Suez.

Consignó el entrañable Vojko Arko en su biografía de Otto Meiling que en los refugios de montaña que el pionero alemán del andinismo argentino construyó en el cerro Otto había logrado crear allí un ámbito de “Sturm und drang”, que significa tempestad e ímpetu.

Hacía alusión a un movimiento literario, musical y plástico de finales del 1700 en Alemania, precursor del romanticismo, que entre otros creadores contó con el escritor Goethe.

Hoy, décadas más tarde, con el recuerdo vívido de Meiling y Arko deambulando entre las lengas del cerro Otto, el nuevo concesionario del refugio Berghof, Claudio Fidani, apuesta a reconstruir aquel clima de artistas y gente de montaña.

Cada jueves, desde hace semanas, el Refugio Berghof ofrece un evento en el que la cultura y la gastronomía dan lugar a la tempestad y el ímpetu. El último encuentro contó con un recital de poesía de Carlos Suez.

“Queremos recrear aquel ánimo que se vivía en estos refugios, en el que había mucha iniciativa cultural mezclada con la pasión por la montaña”, refiere Fidani.

Por eso puso en marcha los eventos de los jueves, a los que precisamente bautizó “Sturm und drang”, en los que recibe en el Berghof a una treintena de comensales (es indispensable reservar lugar con debida antelación) y ofrece gastronomía regional y un espectáculo artístico.

El jueves 3 fue el turno de Carlos Suez, quien ofreció el recital “Alta poesía en baja montaña”, luego de una exquisita cena preparada por el chef invitado Germán Villalba.

El preludio de poemas de grandes escritores argentinos estuvo matizado con tablas de quesos y fiambres regionales de entrada, un buen goulash con spetzle y un strudel de manzanas de postre; con cerveza Prosit tirada y vinos argentinos.

En jueves anteriores había actuado Roberto Tormo (contrabajo); Julio Benítez (teatro) interpretó la obra “Los males de la coca”, y se presentó el guitarrista Ignacio Nicolao. También proyectaron un capítulo de la serie española “Al filo de lo imposible”.

Entre las mesas, Fidani y sus colaboradores (Andy Lamuniere, los refugieros Joaquín Casisch -también cocinero- y Nicolás Barrios, Bianca y Ananda Fidani, y Malena Mantuano) dialogan con los asistentes, y departen en medio de la tempestad cultural.

Para las próximas presentaciones, el jueves 10 estará nuevamente Ignacio Nicolao (guitarra criolla) y el 17 el cantante Luis Caram hará “Tangos con altura”.

El Berghof está a sólo 20 minutos del centro de Bariloche en auto (por el camino que nace en el kilómetro 1,5 de Pioneros), entre Piedras Blancas y la Confitería Giratoria, frente al Centro de Esquí Nórdico. También se puede llegar caminando, por el sendero que se inicia en el kilómetro 4 de la misma avenida (aunque para hacerlo por la noche esta opción demanda el uso de linterna, exige una caminata en subida de una hora y es menos recomendable).

De acuerdo al menú, el valor de la entrada es entre 60 y 70 pesos, y la reserva indispensable puede hacerse al teléfono del refugio (02944) 15271527, o de Fidani, el 15323654.

Fuente: http://www.bariloche2000.com/turismo
Por: M.Marques
milton@mxb.com.br