quinta-feira, 16 de dezembro de 2010

Test de pala

¿Cómo detectar capas de deslizamiento en el manto nivoso? Además de consultar las previsiones del estado de la nieve y del peligro de aludes, cuando nos movamos sobre terreno nevado debemos tener recursos propios para decidir si una ladera es segura o bien puede darnos un buen susto. En esta línea, os proponemos una serie de tests y observaciones que pueden aportarnos más criterios para decidir el trazado de un itinerario.
Os presentamos el test de la pala, un test rápido y sencillo de interpretar.

Este test nos será de gran utilidad para detectar la presencia de capas débiles en el interior del manto nivoso por finas que sean (incluso de pocos milímetros) y que por tanto se nos escapan realizando otro tipo de test como el del bastón de esquí. La rapidez en la realización del test de la pala, nos permite obtener fácilmente una información de gran utilidad: la presencia de capas inestables en el interior del manto nivoso. Son las responsables, conjuntamente con la sobrecarga del esquiador, del desencadenamiento de los aludes de placa, principal causa de accidentes por alud en los Pirineos. Así pues, una vez detectadas estas capas en el test, cabrá tener en consideración su presencia a la hora de trazar un flanqueo o un descenso, especialmente en sectores de acumulaciones de nieve venteada.

COMO SE REALIZA

Para realizar este test, es preferible hacerlo en una pendiente de unos 35º.

Con una pala aislaremos una columna de nieve, cuyas dimensiones serán la base de esa misma pala (normalmente de 30cm x 30cm). Empezaremos aislando la columna por los lados y la parte delantera (la que mira hacia el valle) procurando que las paredes sean rectas verticalmente y lisas.

A partir de este punto cortar cuidadosamente la parte superior de la columna (la que mira hacia la montaña) con el esquí pero sin realizar ningún tipo de fuerza. Normalmente la profundidad que debemos cavar es, inicialmente, de unos 70 cm.

Una vez aislada la columna, insertaremos la parte de la hoja de la pala que es plana en la sección superior que hemos cortado con el esquí. A partir de este punto, usando el mango de la pala, tirar suavemente hacia nosotros sin hacer palanca. La fuerza aplicada a la pala permite que la capa débil se cizalle y que por tanto el bloque de nieve que se encuentra sobre esa capa se deslice.

Podéis seguir mejor los pasos fijándoos en la (figura 1).

(figura 1)
Si el bloque no se desliza, o bien si se quiere obtener información sobre la posible presencia de capas débiles en profundidades superiores a la que hemos testeado, debemos limpiar la superficie del primer test y volver a realizar el test con el mismo procedimiento que acabamos de explicar.

Normalmente la profundidad máxima recomendada es de 2 m, ya que en la mayoría de los accidentes por alud de placa, la capa débil que ha permitido el deslizamiento se encuentra como máximo a 1.5 m de profundidad.

El nivel de deslizamiento es aquel por encima del cual el bloque se desliza siguiendo un plano paralelo a la superficie. Si al estirar de la pala arrastramos un bloque de nieve que se rompe de forma distinta a la comentada no hay plano de deslizamiento. No hay una capa débil; sencillamente hemos desmoronado el bloque al hacer fuerza (ver foto del test).


COMO INTERPRETAR EL RESULTADO

Si bien, como ya hemos comentado, el resultado del test nos indica solamente la existencia de niveles de debilidad en el manto del manto nivoso, existe una tabla de valoración de la estabilidad del manto a partir de la fuerza aplicada necesaria para que se deslice el bloque (ver Tabla 1).


Estabilidad   Fuerza aplicadaDeslizamiento del bloque

Inestable                     NulaAl cortar la columna o al insertar la  pala en  el flanco superior
Inestable         MínimaAl tirar de la pala en dirección horizontal
Moderada
 inestabilidad             
ModeradaAl tirar de la pala en dirección horizontal                                      
Estable            MáximaAl hacer palanca o el deslizamiento es imposible
Tabla 1: El resultado del test en función del menor a mayor esfuerzo aplicado.

LIMITACIONES

Debe quedar claro que este test permite fundamentalmente detectar capas débiles, posibles niveles de deslizamiento.

No obstante, y cada vez más de forma generalizada tanto por la comunidad científica como por los profesiones de la nieve, se considera que para establecer una valoración de la estabilidad del manto nivoso este test debe ir acompañado de informaciones sobre:

Calidad de la fractura y como se desprende el bloque Capacidad de propagación de la fractura a lo largo de la ladera.

Más información: http://www.avalanche.org

Fuente: http://www.barrabes.com
Por: M.Marques
milton@mxb.com.br