quarta-feira, 17 de novembro de 2010

UN FRACASO QUE ES CASI UN ÉXITO

Ines Papert, Thomas Senf y Wolfgang Russegger han intentado abrir una nueva ruta en el Mount Kyzyl Asker, Kyrgyzstan, pero no han podido llegar a la cima. ¿Un fracaso?, Bueno, hay diferentes maneras de verlo...

¿Es un fracaso no alcanzar la cima? Depende...Si te quedas a 200 metros, después de haber escalado más de 1.200 metros verticales de roca y hielo, entonces puede.. Pero si has disfrutado de una inolvidable aventura en una bonita montaña, en un país lejano, y con buenos amigos, entonces las cosas se empiezan a ver de otra manera.

Los alemanes Ines Papert, Thomas Senf y Wolfgang Russegger querían abrir una nueva vía en la cara SE del Mount Kyzyl, de 5.842 metros, situado en un país con nombre difícil de pronunciar, Kyrgyzstan.

Basándose en relatos del canadiense Sean Isaac, que estuvo por la zona en 2001, y lo describió cómo "un Chamonix, pero sin gente, ni teleféricos, ni cafes", los alemanes habían establecido como su objetivo la grandiosa pared SE, que se eleva más de 1.200 metros desde su base.


Papert, Senf y Russegger partieron a finales de septiembre, y tras no pocos problemas logísticos, por fin conseguían establecer su CBA a 4.600 metros, al pie de la pared. Como suele ocurrir, el mal tiempo frustró varias tentativas de ataque, y retuvo al trio10 días sin poder salir. El 19 de octubre, tras 17 horas de actividad escalaban 1.000 metros de pared en un esfuerzo supremo. A tan sólo 200 metros escasos de la cima, se marcaron "el vivac más duro que nunca habían hecho", con fuertes vientos y temperaturas de 30 bajo cero. Avalanchas contínuas, y un hornillo que se se muere y no funciona más les echan para abajo.

El año que viene, volverán.

Ines Papert comenta en Planetmountain: "Describiría la escalada como...fantástica. La roca es muy compacta, y además tuvimos excelentes condiciones de hielo. La dificultad era por todo ello importante, casi siempre vertical, con largos de M7 y WI7.

Escalamos asegurando todo con seguros móviles, y tornillos, y nos bajamos tras soportar una noche terrible, con grandes cantidades de nieve fresca recién caída, avalanchas spindrift que caían de forma continuada. Los 1000 metros de pared los bajamos con abalakovs, y con anillos donde se podía.


Kyrgyzstan es muy salvaje, no se si puedo esperar al año que viene!!"

Fuente y muchas más fotos en Planetmountain
Por: M.Marques
milton@mxb.com.br