terça-feira, 27 de julho de 2010

LA AIGUILLE BLANCHE, EN ESQUÍS

Francesco Civra Dano y Luca Rolli han bajado con esquís la cara norte de la Aiguille Blanche de Peuterey (Mont Blanc) , por la vía Grivel - Chabod. Desde 1980, nadie la había repetido.

Es lo que tienen los Alpes, que cuando nosotros ya cambiamos botas y piolets por pies de gato, ellos todavía tienen nieve para rato. Eso han debido pensar Francesco Civra Dano y Luca Rolli, que han hecho la segunda bajada de la cara norte de la Aiguille Blanche de Peuterey, en el macizo del Mont Blanc. La ruta elegida para la bajada es la Grivel-Chabod, que sólo ha sido esquiada una vez, en 1980 a cargo de Stefano De Benedetti.

En 1.933 Renato Chabod y Aimè Grivel, escalaban la cara norte de la Aiguille Blanche por una nueva ruta que llevaría su nombre, con 700m de desnivel y dificultades de VI, D. No es gran cosa en lo que a alpinismo moderno se refiere, pero lanzarse por sus pendientes con esquís si que es una actividad que merece un reconocimiento.

Los años 80, fueron la época dorada del esquí extremo en los Alpes. Se vivió una auténtica fiebre esquiadora, donde iban cayendo una tras otra caras norte que parecían imposibles de bajar con tablas.

El descenso de esta cara norte no es del todo completo, porque es obligado (al menos a día de hoy) un rapel de 40 metros sobre el serac.

Sin embargo,el resto del descenso es muy expuesto con pendientes mantenidas, y tramos de 50º con caída fatal. Para los técnicos, el descenso de la Aiguielle Balnche por la Grivel-Chabod está catalogado de 5.3- E4.

Luca Rolli comenta su experiencia en este link en planetmountain, donde afirma que respetan enormemente lo que hizo De Benedetti en los 80, más aún sabiendo que hay todavía muchas caras norte en el macizo del Mont Blanc que él bajó, y que todavía están esperando una repetición.

Ver noticia completa y vídeo en planetmountain

Fuente: http://www.landher.net/es

Por: M.Marques
milton@mxb.com.br