segunda-feira, 5 de julho de 2010

LAS CLAVES DE LA POLÉMICA DEL CERRO TORRE

Analizamos los hechos y las diferentes versiones de la polémica del Cerro Torre, donde David Lama y su equipo fueron acusados de "coser" la pared a parabolts para efectuar trabajos de liberación y filmación.

Leo Dickinson, filmando en el Torre en el año 71 (él no necesitó 60 parabolts...)

En noviembre de 2009, el joven David Lama se propuso escalar el Cerro Torre, y liberar la arista sureste hasta la famosa vía del Compresor de Maestri. Hasta ahi bien; Lama es uno de esos jóvenes mutantes, sin duda con posibilidades físicas para hacerlo, si la climatología les permitía unos cuantos días de buen tiempo.

El Compresor que da nombre a la ruta, lleva más de 30 años colgado de la montaña.

Pero hace pocas semanas, algunos foros y revistas on line arrojaban datos preocupantes; se acusaba a Lama y a su equipo de coser indiscriminadamente la vía con seguros de expansión (más de sesenta) para facilitar las tareas de porteo, filmación y trabajo en la ruta. Por supuesto, ante esta noticia, tratándose de la vía y la montaña que es, la comunidad escaladora mundial se empezó a tirar de los pelos, y a denunciar los hechos

Irónicamente, antes de partir, Lama criticaba en una entrevista la apertura de Maestri (recordemos que instaló toda una escalero de expansiones, utilizando para ellos un compresor mecánico que ha quedado colgado en la ruta para vergüenza de los que pasan por allí) "Este no es el estilo de las generaciones actuales (por la forma de abrir de Maestri). Nuestra intención es dejar el mínimo rastro posible en el Torre"

Pero según guías argentinos, el equipo de Lama ha colocado más de 60 parabolts, estableciendo incluso una línea nueva de rapeles desde el Collado de la Paciencia. Muchas de estas expansiones, en lugares en los que las protecciones naturales son posibles.

Horacio Graton fue contratado por Red Bull junto con otros tres guías para "limpiar" la ruta tras la actividad del equipo de alpinistas, cámaras y el propio Lama (que por cierto, no lo hemos comentado, pero no consiguieron la liberación, aunque en este caso, es lo de menos...)

Los cuatro guías retiraron más de 700 metros de cuerdas, y Red Bull Media afirma que sólo los bolts y un petate ha quedado en la montaña para futuros intentos. Graton y sus compañeros levantaron la voz de alarma. Muchos son incrédulos sobre el hecho de que se vayan a retirar los bolts, y aún así, la huella que esto dejaría es evidente...

Rolando Garibotti, visiblemente enfadado, escribía en Desnivel que le gustaría saber que habría ocurrido si él hubiera viajado a Austria a coser de seguros las vías míticas de Güllich, Albert y compañía, o hubiera dejado cientos de metros de cuerda fijados todo el verano en la Marmolada, o la Civetta, por ejemplo. Su historial como escalador Patagónico parece autorizarle, sin resquicio para dudas, para opinar en este tema.

Los más extremistas apuestan por arrancar todos los bolts de la ruta del compresor (los nuevos y los antiguos), y declarar el Parque Nacional "zona libre de parabolts". (¿nos suena de algo, Galayos, Pedriza, etc...?)
David Lama es el centro de la polémica, aunque seguramente no sea el principal culpable

David Lama, o más bien, su equipo, (y seguramente por detrás el departamento de comunicación de Red Bull) afirman que tenían permiso para su escalada en el parque y por tanto, vía libre para hacer lo que hicieron.

"Deben darse cuenta de que todo lo que hicimos se hizo en concordancia con las normas y regulaciones del Parque Nacional de los Glaciares, y de los guías locales. No creo que hayamos hecho nada incorrecto, para todo lo que hicimos, teníamos permiso"

Garibotti añade: "El Parque no regula sobre los bolts, es cierto, de la misma manera que no se regula al respecto en Yosemite. Legalmente, me podría subir por la Nose, y coserla a parabolts, sin consecuencias legales, pero esto no está bien, no para la comunidad escaladora. No añadir expansiones a vías existentes, especialmente si son históricas, es una de las normas no escritas que todo el mundo da por sabidas."

Lama, por su parte, en un email a Alpinist dice: " El mal tiempo, tormentas y avalanchas impidieron que tuviérmos tiempo para limpiar la ruta. Pienso volver para acabar de liberar la arista sureste el próximo verano austral. Entonces quitaremos todos los bolts. No creo que hayamos hecho nada incorrecto, para todo lo que hicimos, teníamos permiso. Tengo el máximo respeto para el Cerro Torre, que en mi opinión, es una de las montañas más bellas del mundo, y que debería seguir siéndolo"

Fuente: Alpinist

Por: M.Marques
milton@mxb.com.br