quarta-feira, 27 de janeiro de 2010

Asturias y la “tasa educativa” para cobrar los rescates



Juan Jesús Ibáñez, Miembro del Comité Nacional de Accesos y Naturaleza de la FEDME y Secretario del Comité Internacional de Accesos de la UIAA, se posiciona en contra del cobro de rescates por negligencia en montaña.

Durante los últimos meses y especialmente las últimas semanas hemos asistido al regate de nuestros responsables políticos para inventarse una nueva Tasa. Finalmente la Consejera de Presidencia, Justicia e Igualdad ha desvelado la que parece penúltima idea feliz para aumentar la recaudación: cobrar por los rescates.


Se nos habla sin rubor de “imprudencia, negligencia y simulación de riesgo”. Siendo lego en Derecho me cuesta creer que la simulación de un riesgo, como la de un delito, no tenga contestación en nuestro sistema jurídico y, por tanto, ante un hecho objetivo de simulación de riesgo la contestación del área de protección civil no debería ser a través de una Tasa sino a través de la correspondiente denuncia ante la autoridad judicial. La cual, si hubiere lugar, impondrá la correspondiente multa, que no Tasa.

Con imprudencia y negligencia nos adentramos en un difícil sendero donde la observación en detalle revela que los límites no sólo están borrosos sino que en ocasiones es imposible de establecer un criterio. Los Deportes de Montaña y Escalada en sus distintas facetas: baja, media y alta montaña, barranquismo, esquí de montaña, raquetas, escalada en hielo, pared y deportiva, alpinismo, vivac de aproximación son deportes de riesgo. Así lo sabemos y lo asumimos cuando, domingo a domingo, nos adentramos en nuestras montañas. El riesgo está ahí y ha sido y es labor de nuestros clubs y federaciones formar, “educar”, a todos cuantos se han acercado a nosotros para hacer del disfrute de la naturaleza una actividad “bajo control”. No logro comprender cómo tantos responsables federativos, de clubs y grupos de montaña erraron en su planteamiento de forma tan estrepitosa cuando en 2009 se ha resuelto la ecuación: La “Tasa con Vocación Educativa”. Tanto tiempo perdido organizando cursos, jornadas, conferencias y exposiciones cuando con imponer una Tasa Educativa resolvíamos el problema.

Se impone una Tasa por rescate en lugares peligrosos. ¿Qué es un lugar peligroso? El Principado de Asturias no tiene problema en publicitarse como “Paraíso Natural” y tener como imagen corporativa el Pico Urriello. ¿Hemos de entender por tanto, ya que es publicidad del propio gobierno astur, que la escalada del Picu no es peligrosa y, en especial, su cara oeste que es la que figura en su publicidad corporativa? Valles profundos, bosques milenarios surcados por aguas salvajes en busca del cantábrico, nieblas que ofrecen mil y una visiones distintas de valles, aldeas y collados, ¿son seguros?, debemos entenderlo así puesto que son ofrecidos por nuestros responsables de turismo. Sin embargo, las nieblas que acarician nuestros valles no lo hacen para protagonizar campañas publicitarias, son fenómenos imprevisibles de la naturaleza de tal intensidad que pueden convertir en aventura acercarse a la panadería del barrio. ¿Cobrarán los bomberos una Tasa cuando las nieblas “acaricien” nuestra autopista y provoquen los accidentes que periódicamente ocasionan? No olvidemos que la autopista, con niebla, es un lugar peligroso y las tasas, de haberlas, son para todos.

¿Cuál es el equipamiento adecuado? Se nos habla de unos niños en chanclas en la Ruta del Cares. Me pregunto sí tantos eran los niños y las chanclas para motivar la preocupación impositiva. Seguro que nos abrumarán con las características de la ruta a realizar, la orografía del terreno y la época estacional en que nos encontremos, (¿se elaborará un listado completo de rutas de montaña y equipamiento adecuado para cada una de ellas?) A todas, seguro que pensadas y meditadas, echaremos en falta el necesario equilibrio y flexibilidad: no es lo mismo el calzado necesario para un niño que para un adulto, para un aprendiz que para un experimentado montañero, la realización de la excursión a primera hora de la mañana o a primera hora de la tarde, la adecuación estacional del equipamiento, ¿saben que en agosto también nieva? Personalmente nunca voy de corto a la montaña, aún en verano; ¿se me obligará a ir de corto en el equipamiento óptimo o tendré que pagar una Tasa para ir de largo?

Los rescates en Montaña tienen diferente tratamiento en los países de nuestro entorno. En unos son gratuitos, en otros son de pago. Policías, bomberos, protección civil, grupos organizados dentro de los propios clubs de montaña. Depende de la amplitud de las áreas a cubrir, de la costumbre local, de su implicación en su ordenamiento jurídico, etc. No todo lo que vemos cuando viajamos fuera, (para ciertas personas lo que les cuentan que hay), es importable a nuestro país y a nuestra comunidad. En el Principado de Asturias disponemos de dos grupos de rescate, el 112 de la comunidad autónoma y el Grupo de Rescate de la Guardia Civil, (gratuito). El trabajo de ambos en los últimos años ha sido motivo de orgullo por su profesionalidad, eficacia y capacidad de respuesta. Rápidos, seguros, eficaces y pagados por nuestros impuestos. ¿Porqué cambiar un sistema que funciona?

Nuestra Consejera se ha apresurado a aclarar que la Tasa tiene “Vocación educativa” y no recaudatoria. Al tiempo que presentaba un completo informe de costes a cubrir. Un rápido vistazo a los números nos aclara que un rescate, con una ligera intervención, vuelo de helicóptero y demás puede rondar los 3000 euros. Con mil rescates al año, (cifra asumible al parecer), cubrimos los gastos del departamento. Nuestro servicio de rescate, ¿trabajará ahora por objetivos?

“Excusatio non petita, acusatio manifiesta”. Juan Jesús Ibáñez Martín Miembro del Comité Nacional de Accesos y Naturaleza de la FEDME Secretario del Comité Internacional de Accesos, UIAA.

Fonte: Desnivel