sábado, 26 de abril de 2014

La amenaza e intimidación por una parte de los sherpas está provocando abandono de las expediciones que querían seguir escalando el Everest


El problema sherpa sigue latiendo en el Everest. El año pasado fue el intento de linchamiento en el C2 de Simone Moro, Ueli Steck y Jonathan Griffith. Este año alpinistas de distintas expediciones denuncian amenazas por una parte de los sherpas a quienes quieren seguir intentando el Everest. Esto está motivando el abandono paulatino del campo base de las expediciones que querían seguir, que se están tomando la amenaza muy en serio. “Estos tipos usan palos, piedras y machetes para conseguir su objetivo".

La situación en el campo base del Everest es de extrema tensión. De alguna manera se repite un problema parecido al que se vivió el año pasado cuando Simone Moro, Ueli Steck y Jonathan Griffith estuvieron a punto de ser linchados en el C2 del Everest.

El testimonio que transmiten testigos directos desde el campo base del Everest es que las expediciones y sherpas que desean permanecer en la montaña están recibiendo amenazas directas para que no lo hagan. Esto está motivando el abandono paulatino de las expediciones que, lógicamente, no desean ningún tipo de enfrentamiento y menos aún, que se cumplan las amenazas con los sherpas (o sus familias) que trabajan para ellos.

Esta situación, que se vive por segundo año, con una parte de los sherpas, crea un futuro complicado para las expediciones que en los próximos años se planteen regresar al Everest por la vertiente nepalí, pues es evidente que hay una facción sherpa no satisfecha con su situación. Y el problema de fondo sigue enquistado. Lo que es peor: el motivo no es claro y los testimonios apuntan a que es más político (sherpas con ideas maoístas) que económicos.

En la vertiente China las expediciones siguen con normalidad su ascensión al Everest.

El gobierno nepalí NO cierra el Everest
En primer lugar es importante conocer que el gobierno nepalí NO ha dado ninguna orden de cierre del Everest. De hecho sería algo ilógico pues es el último interesado en ello dado lo que aporta el Everest a la economía nepalí, sobre todo al Valle del Khumbu.

De hecho, el Ministerio de Turismo ha emitido un comunicado oficial (cuya foto acompaña esta información). El comunicado explica que una delegación presidida por el propio Ministro de Turismo ha visitado el campo base del Everest para hablar con todas las partes implicadas (alpinistas, sherpas, etc). En el comunicado se afirma que “El ministro ha urgido a todos los responsables y miembros de las expediciones a seguir adelante y ha pedido a las agencias a seguir instalando las escaleras y cuerdas fijas. En este momento todos el equipo de apoyo [sherpas] ha estado de acuerdo en seguir apoyando la actividad de las expediciones”

“En cualquier caso las expediciones que desean retirarse y pidan al Ministro la extensión del permiso, el Ministro pondrá en marcha los trámites para extender dicho permiso por un periodo de cinco años”

El comunicado termina diciendo “El Ministro pide con firmeza a todo el equipo de las expediciones [sherpas] continuar con su trabajo porque se han cumplido todas las peticiones [realizadas por los sherpas] para que se pudiera seguir adelante con las expediciones".

“Estos tipos usan palos, piedras y machetes para conseguir su objetivo”
Greg Paul, que se forma parte de la expedición Himex, transmite un testimonio de la situación de violencia e intimidación que se está viviendo en el campo base del Everest.

Greg explica como la ceremonia en homenaje a los 16 sherpas fallecidos que se celebró en el campo base fue “secuestrada” a su término por un grupo de “pseudo guías nepalís que no son de la región del Khumbu y que tienen raíces maoístas. Incitaron a los otros sherpas a utilizar la intimidación y violencia para conseguir su propósito. Su objetivo no parece tanto el de homenajear a los sherpas fallecidos sino que está centrado en conseguir poder/influencia. La intimidación tiene como objetivo conseguir poder”

Greg explica como, si bien durante los últimos días un buen número de expediciones se han ido retirando, “en un principio aquellas que habían sufrido la pérdida de alguno de sus sherpas… lo que era perfectamente comprensible. El resto de los jefes de expedición decidieron que la Cascada de Hielo era segura y que las avalanchas no eran más habituales de lo normal cualquier año. También pensaron que el periodo de duelo había sido correcto y que seguir escalando el Everest no era ningún motivo de deshonor para los fallecidos”.

“También sabían que la única forma de ingresos de los sherpas procedía de las expediciones. Sin embargo el grupo que defendía la violencia quiso capitalizar la situación para conseguir concesiones por parte del gobierno nepalí. Piensan que el cierre del Everest esta temporada atraerá la atención de todo el mundo. Primero oímos que las expediciones que lo desearan podrían seguir escalando si querían. En realidad, dijeron a los sherpas de estas expediciones que les romperían las piernas si llevaban  a sus clientes al Everest. A las expediciones las han dicho que o abandonan el campo base en unos días o tendrán que hacerlo a la fuerza. Estos tipos usan palos, piedras y machetes para conseguir su objetivo.”

"Intimidación, mentiras y engaño en el Everest"
El guía británico Tim Mosedale (cuatro veces en la cima del Everest) también de una manera explícita y clara denuncia la presión que están recibiendo alpinistas y sherpas para abandonar el Everest, con amenazas directas a los sherpas que quieren seguir trabajando en la montaña.

Tras describir toda la situación vivida en la montaña tras la avalancha que causó la muerte de los 16 sherpas, explica lo ocurrido cuando ellos y los sherpas que trabajan en su expedición decidieron continuar:

“Vinieron las amenazas ... amenazas insidiosas que han cambiado por completo la naturaleza de las demandas y la situación. Hubo una amenaza velada (o rumor de una) diciendo que si íbamos a la Cascada de Hielo podría ser que no fuera un lugar seguro. Nuestra reacción inicial fue que queríamos verlo, que no nos íbamos a detener y, de hecho, que si los protagonistas [de la amenaza] podían ser identificados quizás la podredumbre pudiera ser eliminada".

"Pero luego la situación  fue a peor. A los sherpas que deseaban continuar se les ha dicho: "Sabemos donde vives". Los sherpas están amenazando a los sherpas y en este país en el que estas amenazas a veces se llevan a cabo se toman muy, muy en serio.

Tim Mosedale explica como a raíz de las amenazas, sherpas que llevan trabajando años con su expedición, y que deseaban continuar, les han dicho que no. Y es entonces cuando se han dado cuenta de que “Lo peor podría suceder: que podíamos ir a la Cascada de Hielo y no ser atacados, sino encontrarnos al regreso con aldeas en llamas… ¿Cómo podemos nosotros exponer  a nuestros sherpas a semejante riesgo?”

 “Y no solo ha sido amenzado nuestro equipo de sherpas. Como consecuencia de estas amenazas una serie de expediciones, anunciaron ayer que se está retirando de la montaña. Han publicado declaraciones con las razones para irse, pero sabemos que, al menos uno de los equipos más grandes, en realidad ha sido amenazado".

¿El año que viene?
“Nuestro Sirdar y sherpas piensan que el año que viene la situación será normal. ¿Pero será así? Lo ocurrido no puede deshacerse. Lo que se ha dicho no puede dejar de ser dicho. Quienes remotamente estén considerando regresar por la vertiente sur el próximo año querrán garantías, no solo escritas en papel... La mayor parte de los costos que conlleva una expedición al Everest se pagan por adelantado y están practicamente desembolsados cuando una expedición llega a Khatmandú. Hay poca, por no decir ninguna, posibilidad de reembolso".

"Así que ahora hemos llegado a un callejón sin salida; no estamos seguros de cómo debemos proceder. De hecho, si hacemos lo posible por seguir, e incluso si tenemos éxito, hemos oído que no seremos bien recibidos a nuestro regreso, abajo, en los pueblos del valle".

La petición sherpas de seguir cobrando su salario a pesar de la retirada
Tim Mosedale explica que una de las peticiones sherpas al gobierno nepalí, por parte de la facción más intransigente, era que se pagara a los sherpas su salario a pesar de que decidieran no continuar: “Ellos están tratando de crear una situación de ganar-ganar, pero al final todo el mundo va a ser perdedor¨.

Las cifras del Everest
En su escrito Tim Mosedale explica las cifras del Everest:

"El Everest es un negocio multimillonario para todas las partes. Si el gobierno recibe 10.000$ en concepto de permiso por escalador, esto solo supone alrededor 4.000.000$. Relativamente poco en comparación con los 10.000.000$ a 15.000.000$ que se calcula aportan las expediciones a la zona [Valle de Khumbu]. A esto hay que sumar los "bonus" [propina] por hacer cumbre, que suponen alrededor de 300.000$ que reciben los sherpas en dinero en efectivo, sin impuestos". [Cuando un cliente hace cima el sherpa que le acompaña recibe una "propina"].

Tin concluye en su escrito:

"La perdida para la comunidad de escalada sherpa se ha enredado en una teleraña de mentiras, intimidación y violencia"

El material en los campos superiores recuperado en helicóptero
El material que se encontraba en el campo 1 y 2 de la montaña está siendo descendido por las expediciones en helicóptero para así evitar el paso por la Cascada de Hielo. Así nos lo explica Damián Benegas en un rápido mail, enviado hace pocas horas desde el campo base: "¡Todos nos estamos yendo! Hoy me voy al C2 a bajar cosas, todo via heli ya que la Cascada está cerrada".

Fuente: Desnivel.com
contato@miltonmarques.com