quinta-feira, 31 de março de 2011

Endesa y RTVE acompañan a Edurne Pasaban en su ascensión al Everest sin oxígeno

La alpinista regresa al Himalaya para ascender al techo del mundo, el Everest (8.848 metros), con sus compañeros Asier Izaguirre, Ferran Latorre y Nacho Orviz.

La alpinista Edurne Pasaban, la primera mujer que en 2010 consiguió ascender los 14 ochomiles, ha presentado hoy en la sede de Endesa, en Madrid, su nuevo reto: Regresa al Everest, la cima más alta de la tierra con 8.848 metros, decidida a llegar a la cumbre sin la ayuda de oxígeno suplementario. Con este ascenso, se convertiría también en la primera mujer en alcanzar la cumbre en la totalidad de los 14 ochomiles sin oxígeno.

Endesa, que ya apoyó a la tolosarra en la consecución de sus últimos tres picos, cobra en esta ocasión aún más protagonismo como compañera de cordada de la expedición. Además de patrocinar la expedición, Endesa ofrecerá, junto a RTVE, una oportunidad única de seguir de cerca la aventura a través de la serie documental “Desafío 14+1: Everest sin O2. Expedición Endesa-Edurne Pasaban 2011”, que se emitirá en La 2 , los domingos a las 21:00 a partir del 17 de abril.

Everest sin oxígeno: el gran reto del Himalaya
El grupo expedicionario partirá el próximo día 4 de abril hacia Nepal. Una vez allí, necesitarán una semana para aproximarse a pie, remontando el valle del Khumbu, hasta el campo base del Everest. Este está ubicado frente a una gigantesca cascada de bloques de hielo, a casi 5.400 metros de altitud. En días siguientes aclimatarán sus organismos a la altitud extrema y trabajarán en la ruta del Collado Sur, la misma que utilizaron los primeros alpinistas, Edmund Hillary y Tenzing Norgay, en 1953. Para Edurne Pasaban es un camino ya conocido, pues fue el que siguió para alcanzar la cima el 23 de mayo de 2001, su primera cumbre de más de ocho mil metros, en aquella ocasión con oxígeno.

El Everest (8.848 metros) es el techo del planeta y, por tanto, el desafío definitivo de cualquier alpinista. La inmensa mayoría de quienes intentan su ascensión se ven obligados a usar bombonas de oxígeno, para suplir en parte la escasez de este gas en altitudes extremas. El aire empobrecido provoca la rápida aparición de congelaciones y mal agudo de montaña en los que superan una cierta cota de altura, conocida como zona de la muerte. Cada año, sólo unos pocos alpinistas expertos se atreven a encarar la ascensión sin dicha ayuda, como en esta ocasión harán Pasaban y sus compañeros. La tolosarra cuenta a su favor con su vasta experiencia tanto en el Everest, que ya intentó una vez sin oxígeno, como en las demás montañas, sólo unos cientos de metros más bajas, donde ha llegado hasta el punto más alto sin necesidad del mismo.

La expedición en nuevo formato documental
La expedición se convertirá, también, en un documental pionero. Se trata de un formato de programa completamente nuevo, fruto de un ambicioso proyecto que incluye dos unidades de producción, una en España y otra en el mismo campo base del Everest, a 5.350 metros de altura. Ambos equipos trabajarán con los medios más avanzados y contrarreloj para filmar, producir, montar y emitir cada uno de los diez episodios de la serie en un intervalo de tan sólo tres semanas respecto a los hechos que narran. De esta manera, se aporta una visión de la expedición sin precedentes: más cercana, más humana y más emocionante.

Al mismo tiempo, la emisión en la noche de los domingos demuestra la firme apuesta de RTVE por la figura de Edurne Pasaban, a la que ha apoyado desde 2003 a través del programa “Al Filo de lo Imposible” y que ahora continúa con esta nueva serie.

La serie cubrirá todos los aspectos de la expedición -desde los preparativos hasta el asalto a la cumbre y el regreso a casa- y de las personas que la forman.

Respecto al equipo humano, Edurne emprenderá la ascensión al techo del mundo junto a sus compañeros habituales: Asier Izaguirre, Ferran Latorre (que de nuevo cumplirá un doble papel de escalador y cámara de altura) y Nacho Orviz, así como a los sherpas que siempre colaboran con la deportista. Al igual que en la doble expedición del año pasado, el médico de Sanitas, Pablo Díaz-Munío, velará por la salud de todos ellos desde el campo base.

Fuente: http://www.dirigentesdigital.com
Por: M.Marques
milton@mxb.com.br