terça-feira, 14 de fevereiro de 2012

Chimborazo muestra su ruta para el andinismo

En San Francisco.
 Los turistas Luisa Tantucci y Pierre Mrugalski comparten con los campesinos.

Excursionar por la vía San Juan-Guaranda, de 60 km es el principal atractivo para los turistas que visitan Riobamba, Chimborazo.

Este tramo conduce a los refugios del nevado Chimborazo y permite conocer el estilo de vida de los comuneros que residen en las comunas Palacio Real y San Francisco de Cunuguachay.

En estos sitios con clima de páramo y parajes solitarios y espectaculares, la carne de llama es un manjar. Los exploradores pueden degustarla e incluso quedarse a convivir con las familias indígenas, dormir en las cabañas de estilo rústico y sentir la emoción al margen del estrés urbano.

La aventura empieza sobre la nieve en el primer refugio del Chimborazo a 4 600 metros sobre el nivel del mar. Por allí caminan los montañistas expertos, antes de ascender por este gigante de 6 310 metros de altitud.

La falta de oxígeno obliga a la gente a moverse más lento para evitar agitarse y sentir los repentinos desmayos. Pero vale la pena, dicen los turistas. Por eso, las alemanas Hanna Lutz y Stephanie Frort suben pausadamente. Después de dos horas de marcha se avistan decenas de ejemplares de la fauna del lugar: las vicuñas. Corren libres por la reserva natural de 52 530 hectáreas.

En el refugio Whymper, las extranjeras disfrutan de una taza con café humeante preparado por Norberto Miñay, empleado del Ministerio de Turismo y encargado de la administración.

Frort, de 22 años, luego de quedar impresionada con el entorno decide marcharse. Desciende por la vía asfaltada en dirección a Riobamba. En ese tramo se levanta el tambo Estrella del Chimborazo (sitio de hospedaje). Son tres cabañas similares a las que abundan en los Alpes suizos.

Las construcciones son de madera, piedra y paja de páramo. Allí descansan 60 montañistas que mensualmente llegan al lugar.
 
Cerca está Calpi. Desde ese sitio se ingresa a las comunas Palacio Real y San Francisco de Cunuguachay. En estos pueblos pintorescos de construcciones con paredes de bahareque y techo de teja, 80 mujeres crían llamas. En el restaurante, Margarita Acalo prepara la carne de este camélido.
 
La francesa Charlotte Vigate disfruta de un plato de fritada. “Es deliciosa”. También hay un local de artesanías y un hospedaje con capacidad para 12 personas. La noche cuesta USD 8 e incluye el desayuno.
El viaje, la comida, las artesanías y el hospedaje 
  • El clima promedio es de 8 grados en el día y 6 en la noche.
  • Hay que llevar ropa abrigada e impermeable y zapatos de montaña.
  • No olvide una cámara de fotos para captar el hermoso paisaje.
  • En la Reserva Faunística Chimborazo de 52 530 hectáreas está prohibido hacer fogatas.
  • No se permite la caza de lobos, venados, conejos. Ni el ingreso de bebidas alcohólicas.
  • En Palacio Real se puede contratar a una guía para que lo lleve a la zona turística del sector. Cuesta USD 5.
  • En San Francisco es posible hacer excursiones a pie o a caballo para conocer a los hieleros del nevado Chimborazo.
  • El hospedaje en el tambo Estrella de Chimborazo cuesta USD 50 por persona. Incluye cena y desayuno.
  • Hay que salir de Quito con dirección a Riobamba. Se sigue por la vía a Colta y se desvía en Calpi hacia el Palacio Real. 
Fuente: http://www.elcomercio.com
Por: M.Marques
milton@mxb.com.br