sexta-feira, 19 de fevereiro de 2010

Un grupo de esquiadores provoca una avalancha en Cerler que no causó heridos

Un grupo de esquiadores ha provocado una avalancha de nieve esta mañana, sobre las 11,28 horas en la estación de Cerler cuando practicaban esquí fuera de pistas, sin que por fortuna haya que lamentar ninguna desgracia personal, según comunicó la oficina de prensa del Grupo Aramón .

La avalancha se ha producido en la zona de Basibé, en un punto situado a la derecha y en uno de los márgenes de la pista balizada de Águilas. Uno de los esquiadores resultó afectado y fue socorrido por sus propios compañeros. La nota de Aramón matiza que de forma inmediata y nada más conocerse el suceso, se desplazó un equipo de intervención de la propia estación hasta el punto donde habían ocurrido los hechos, sin que llegaran a intervenir. Ninguno de los componentes del grupo llevaba ARVA, sonda u otros medios de seguridad.

Casos como éste vienen sucediendo con asiduidad todos los inviernos, cada vez con más frecuencia, debido fundamentalmente al incremento del esquí fuera de pistas, modalidad esta que entraña numerosos riesgos y que muchas veces no son asumidos por los propios esquiadores , quienes llevados por la pasión de este deporte se aventuran a esquiar en zonas vírgenes , con nieve sin tratar y que dan lugares a accidentes que muchos casos ocasionan pérdidas de vidas humanas o secuelas importantes a las víctimas.

Desde estas páginas queremos, de nuevo hacer un llamamiento a esquiadores y montañeros para que extremen las medidas de seguridad y de que sean conscientes que este tipo de deportes entrañan un importante riesgo, tanto para los propios practicantes como para otras personas.


Consejos para evitar accidentes y avalanchas

Cuando salga a la montaña para esquiar o practicar otro tipo de deporte, infórmense del estado meteorológico en la zona por donde va a moverse Consulte el riesgo de aludes y en el supuesto de que sea alto, evite hacer travesías o salirse de las pistas señalizadas.

Los aludes pueden presentarse por diversos motivos:

-En las pendientes lisas con nieve fresca, sin árboles y sin rocas.

-Cuando caen copiosos nevadas

-Cuando existen temperaturas próximas a los CERO grados con lluvia o nieve

-Además, los fuertes vientos que se levantan tras producirse un temporal de nieve y hacen que la nieve de las pendientes no esté asentada

-La nieve en polvo que cae sobre nieve ya endurecida.

-Cuando, al pisar la nieve, ésta se agrieta formando arañas o láminas onduladas y duras.

Durante el alud o avalancha de nieve intente mover los brazos con fuerzas como si nadara para abrirse un hueco que le ayude a respirar e intente salir, asegurándose siempre que lo hace en la dirección correcta mediante el uso de fluidos ye intente llamar la atención haciendo ruidos o sonidos agudos, pero procurando no agotarse.

Lleve siempre consigo un teléfono móvil con batería cargada y en caso de necesidad comuníquese con el 112 (teléfono de emergencias)

Fuente: http://www.baralabia.es
Por: M.Marques
milton@mxb.com.br